¿Y la militancia de Libre y Liberal?

Se llegó el día de las elecciones primarias en Honduras y desde muy tempranas horas de la mañana el pueblo, se ha presentado en las diferentes instalaciones donde se encuentran las urnas a nivel nacional a ejercer su voto, proceso que se ha desarrollado con aparente calma y civismo, a excepción de uno que otro incidente.

 

Analizando todo la información publicada por los medios escritos, radiales, televisivos y de redes sociales, y a pocas horas de que cierren las urnas el Partido Liberal (PL) y Libertad y Refundación (Libre), se perfilan con los decaídos ante la escaza afluencia de su militancia en los centros de votación.

 

No se necesita ser un gran analista en política para darnos cuentas que eran grandes filas las que hacían las personas, en los centros de votación para ejercer su derecho a favor del Partido Nacional (PN) e inclusive las personas que estaban en esos lugares admitían que esos centros estaban ganados por el partido de la estrella solitaria.

 

Mientras que en las mesas de Libre y Liberales, sus representantes se detenían las quijadas, caminaban de un lado hacia otro y se veían muy inquietos, esperando la llegada de la militancia de estos partidos, que al parecer todo indica que están decepcionadas de estos institutos políticos y se han abstenido de ejercer el sufragio.

 

Inclusive en el Partido Libre fue anulada la urna 4,216 a nivel nacional por falta de representantes de los siete movimientos, de los cuales cinco llevan como representante a Xiomara Castro de Zelaya, y los otros son: Rasel Tomé y Nelson Ávila, los cuales se han llamado al silencio con respecto a este hecho.

 

Nelson Ávila
Nelson Ávila

 

En la escuela República de Honduras de la colonia Alameda, los simpatizantes del Partido Liberal han sido pocos los que han votado en las Mesas Electorales Receptoras (MER) habilitadas en este centro educativo y una situación similar impera en la escuela Toribio Bustillo de la colonia Las Brisas, donde se sigue a la espera de que lleguen los electores “cheles”.

 

Y lo anterior solo por enumerar algunos centros de votación, pero la situación de los Liberales y Libre es a nivel nacional, sus militantes en horas de la mañana no asistieron a votar y al final del día este panorama no cambia  mucho. Otro de los bochornosos incidentes se dio en Saba, Colon, en donde en medio de un gran zafarrancho sacaron a empujones a representantes del movimiento de Eduardo Martell del PL.

 

¿Qué paso con la militancia de Libre y los Liberal? Cómo que se cansaron de las promesas y al final decidieron castigar a estos partidos absteniéndose de darles su voto.

 

Leave a Reply