Tímido arranque

Lo habíamos anticipado días antes del inicio oficial de la campaña electoral, dijimos que no veríamos lo que en años anteriores, que en las primeras semanas no habría un desborde publicitario en las calles, ni en los medios de comunicación y eso fue lo que sucedió.

 

La campaña ha comenzado tímidamente, es atípica, como ya lo es la actual disputa por la presidencia y demás cargos.

 

Sin duda alguna, el modesto inicio publicitario de la primera semana hay que atribuirlo a que la ley de política limpia limita el gasto en campaña, ello obliga a los candidatos a racionar el gasto y a planificar cuidadosamente la inversión financiera, a lo largo de los casi 90 días que dura la contienda.

 

Los techos en la inversión los obliga a ser creativos en las acciones de visibilización que harán, los asesores deben “cranear” cómo vender a los candidatos gastando poco dinero, menuda tarea, pero seguro que encontrarán la forma.

 

Una parte de la ciudadanía ve con agrado esta baja intensidad propagandística, piensan que al menos descansarán un poco antes de ser bombardeados de política, por todos los medios existentes.

 

Aunque esto solo será quizá el primer mes, seguro que en el segundo comenzará la inundación visual y auditiva. Esta debiera ser una fiesta cívica, ojalá no se empañe con acciones contrarias a la paz y normalidad.

 

Cabe destacar que una de las novedades que se aprecia en la campaña es la publicidad del Partido Nacional, sus afiches y anuncios de televisión son totalmente institucionales, en esta primera etapa han optado por no promocionar candidatos, excepto al Presidente, quieren vender todo el “paquete”, apuestan a que el votante apoye a todos los candidatos, esa es la intención del voto en línea o plancha. Es una estrategia algo arriesgada, pero que tiene sentido.

 

El Partido Liberal es de los que también tiene alguna presencia mediática, pero igual muy modesta, por lo antes dicho.

 

Llama la atención que el Partido Libre aun no muestra su propaganda, pese a tener recursos para iniciar, en contraste, tiene más afiches en la calle el Partido Vamos que Libre. Sin duda esto es temporal.

 

Por: Edgardo Rodríguez