Santa Elena, La Paz ha despertado

El día de ayer se vio por primera vez a un pueblo exigiendo justicia no para una persona en particular, sino para toda una comunidad.

 

 

El Potrero ha sido víctima no solo de malos lugareños que se han dedicado a usurpar tierras, sino de un informe de una agencia dudosa como lo es Global Witness, que han auspiciado las tomas ilegales de tierras pertenecientes a hondureños que toda su vida han vivido en el municipio de Santa Elena, departamento de La Paz.

 

Global Witness en un informe realizado por medio de Google y Facebook, sin jamás haber puesto pie en esa zona, menciona a una cantidad considerable de asesinatos, supuestamente ocurridos por ser “ambientalistas”, algo que la misma comunidad el día de ayer desmintió, quizá por ser pobres no fue el boom como noticia.

 

 

Un ejemplo de cinismo por parte del informe de Global Witness indican en el mismo la muerte de Jacinto Benítez, en este caso en particular es curioso, ya que Global Witness le otorgó el premio de Front Line Defender a Ana Miriam Romero cuyo esposo, Rosalió Vásquez es el supuesto autor material e intelectual de la muerte de Jacinto Benítez, ¿¡curioso verdad!?

 

Es por ello que toda una centena de personas pertenecientes a la comunidad de El Potrero se manifestaron frente a una reunión que tuvo el comisionado nacional de DDHH, el Dr. Herrera Cáceres la mañana del jueves 13 de julio en la ciudad de Márcala.

 

 

Ya es hora que los verdaderos lencas y campesinos sean escuchados y no vividores como las hijas de Berta Cáceres, Martín Gómez y Felipe Benítez del MILPAH, según constataba la indignación esgrimido en los carteles que ellos portaban como forma de expresar su descontento.

 

Lea más:

Leave a Reply