Salvador Nasralla tiene alianzas entre maras, pandillas, policías depurados y políticos corruptos para elecciones 2017

Trasciende que hay pactos y negociaciones de políticos con cabecillas de maras y pandillas en la zona centro y norte del país.

 

Para garantizar resultados favorables en las elecciones del próximo 26 de noviembre, la “alianza de oposición”  podrían hacer pactos con las pandillas a cambio de votos o evitar que los nacionalista e incluso los liberales voten.

 

La “alianza de oposición”  ha reconocido el “poder político” que tienen las maras y el apoyo electoral que miembros de estos grupos y sus familiares les pueden brindar.

 

No dudarían que muchos dirigentes políticos de la Alianza se hayan sentado de nuevo a vísperas de las elecciones generales atraídos a buscar esos apoyos… Si ya lo han hecho antes,  y ahora hasta los han infiltrado en la máxima casa de estudios con el mote de MEU (Movimiento Estudiantil Universitario).

 

En marzo de 2013, el aquel entonces candidato del PAC (Partido Anticorrupción) declaró en un evento para recaudar fondos en Nueva Orleans, EEUU, que las maras son “amigas nuestras” y renglón seguido al ser consultado sobre el manejo de las maras y pandillas, aseguró que “las maras son amigas nuestras, cuando escuchan un comentario en contra de este movimiento me llaman para preguntarme “qué hacemos con el periodista que habló mal de usted” y eso es porque reconocen que soy un hombre honesto. Nosotros no tenemos problemas con las maras”, enfatizó Salvador Nasralla.

 

Salvador amigo de las maras
Salvador Nasralla tiene alianzas entre maras, pandillas, policías depurados y políticos corruptos para elecciones 2017

 

Desde entonces por medio de esa alianza Salvador Nasralla y otros líderes del PAC Negociaron una alianza con la mara Salvatrucha y la pandilla 18 para obtener su respaldo en la elección presidencial 2013, donde ganó Salvador Nasralla la zona norte del país por encima del partido Liberal y el Nacionalista con un partido nuevo.

 

Aparte de los dicho en EEUU, existe otra grabación en un foro matutino donde Salvador Nasralla hunde a Luís Redondo Guifarro al decir que “las mareros son amigos de él, amigos que siguen las instrucciones de él” al mismo tiempo señaló a la sociedad de ser el responsable de que hayan mareros y que ellos son buena gente ya que ha trabajado con ellos.

 

Se ha descubierto que la movilización de votantes hasta el apoyo económico de la Alianza a los pandilleros es para que no tengan problemas en el día exacto de las elecciones.

 

Esta misma estrategia fue usada por la izquierda en El Salvador donde hubo reuniones que “sirvió como una especie de evaluación del trabajo hecho por los pandilleros en favor del FMLN durante la primera ronda electoral” y “para planificar el trabajo de las pandillas con vistas a la segunda vuelta”, en la que ganó Sánchez Cerén.

 

Días después, el mismo medio divulgó un video en el que se ve al dirigente del partido ARENA, Ernesto Muyshondt, y alcalde de Ilopango, Salvador Ruano, dialogando con pandilleros,

 

Salvador Nasralla ha prometido una tregua y perdón si el gana las elecciones presidenciales de 2017 no solo para los pandilleros, sino para los policías depurados y para los del poder ciudadano.

 

Se estima que en Honduras hay más de 90 mil pandilleros, dato que se triplica con sus familiares, mucho de los cuales están aptos para votar.