¿Regresará la confianza de los hondureños hacia la policía con el trabajo de la Comisión Depuradora?

La Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía Nacional, continúa su labor de sanear la institución y en los primeros días de este 2017 ha solicitado la cancelación de 490 miembros, lo que significó la primera sacudida del año para todos aquellos agentes que están actuando al margen de la ley.

 

Cabe recordar que en el 2016 en un periodo de ocho meses de trabajo la comisión logró separar a más de dos mil oficiales de policías y en la actualidad también le darán prioridad a la cancelación del personal legal que venía laborando en las diferentes direcciones y unidades de la institución, y sobre el que recaen graves acusaciones de adulteración y borrones de expedientes y hojas de servicio de agentes y oficiales separados por faltas y otros delitos.

 

En reiteradas ocasiones el accionar de los comisionados ha sido cuestionado y puesto en tela de juicio por muchos analistas e inclusive por los mismos depurados que se sienten inconformes con su separación y a raíz de estos se han iniciado muchas campañas en contra de labor de la Comisión Depuradora.

 

Ahora bien ¿Regresará la confianza de los hondureños hacia la policía? Después de todos los procesos de limpieza y al solo dejar en la institución a los mejores agentes, aquellos comprometidos y dispuestos a servir y proteger a la población de manera honrada, sin ponerse al servicio de los criminales.

 

Lo que los miembros de la Comisión de Depuración Policial han dejado claro que «este proceso de limpieza policial no se detendrá, pero que estaría quedando inconcluso sino se ejecutan acciones penales en contra de los altos oficiales y agentes de escala básica que cometieron actos ilícitos mientras se desempeñaron en la institución».

 

Lea más:

Cronología de la depuración de la Policía Nacional de Honduras

Leave a Reply