Por promesas de “chamba” defienden a Manuel Zelaya sus adláteres

Varios ex funcionarios y aprendices del momento del poder ciudadano tienen “miles o millones de razones” para defender al depuesto Manuel Zelaya, ya que los exorbitantes salarios que ganaban estos parásitos afines a Zelaya costaba al pueblo 785 millones de lempiras en salarios y caprichos habían embajadores con salarios mensuales que rondaban entre los 680,000 y 570,000 lempiras.

 

EL HERALDO tuvo acceso a los salarios de todos los representantes diplomáticos, siendo los que más ganan los que tienen posiciones más firmes a favor de Zelaya.

 

 

Para el caso, Jorge Arturo Reina, quien era embajador de Honduras ante la ONU, devengaba un salario de 16,138 dólares mensuales, es decir, 306,622 lempiras al mes. Reiniery Valladares Gómez, de la Misión Permanente de Honduras ante la ONU, también devengaba 15,015 dólares mensuales.

 

 

En el caso de Beatriz Valle, quien antes de ser vicecanciller se desempeñaba como diplomática en Canadá, ganaba 28,239 dólares, es decir, 680,541 lempiras mensuales. El salario de Valle superaba cualquier otro salario que se pagara en Norteamérica, incluyendo el asignado al embajador de Honduras en Washington, que oscila en los 19,000 dólares mensuales. Se consultó en Relaciones Exteriores por qué este salario superaba todas las escalas salariales y nadie encontró explicación razonable para justificar un sueldo de casi medio millón de lempiras mensuales. Otro caso que llama la atención, según los reportes oficiales de Cancillería, es que la embajadora de Honduras en Japón, Nadina Lefebvre, ganaba 20,312 dólares, es decir, 385,900 lempiras mensuales.

 

 

En cancillería no se explican por qué Lefebvre duplica el salario de otros embajadores asignados a países asiáticos.

 

 

Según la página de transparencia de la Secretaría de Relaciones Exteriores, por año se pagan unos 764 millones de lempiras por concepto de salarios en el extranjero.

 

 

Los bendecidos

 

Otros funcionarios que aparecen con salarios generosos son Rosalinda Bueso, embajadora en México, con sueldo de 13,064 dólares. Carlos Sosa Coello, quien trabajó para que Honduras fuera expulsada de la OEA, devengaba 11,619 dólares mensuales.

 

 

Juan Ramón Elvir, como embajador en Cuba devengaba 11,106 dólares. De las embajadas en Centroamérica, resaltan Bessy Rossana Valenzuela, asignada a Guatemala con 10,869 dólares mensuales y Juan Alfaro Posadas, asignado a Panamá con 10,189 dólares.