Periodistas venezolanos no tuvieron acceso a conferencia, solo Libre

La Embajada de Venezuela en Honduras dio una conferencia de prensa ayer la cual era para dar a conocer “la verdad” sobre lo que ocurre en el país suramericano, sumido en una crisis política y social que ha dejado hasta ahora cerca de medio centenar de muertos en un poco menos de dos meses de protestas.

 

Durante la rueda de prensa en la sede de Venezuela ubicada en Honduras, restringieron el paso a los periodistas venezolanos Omaira Urguelles y Andrés Bell, quienes radican en el país y lo más insólito es que miembros del Partido Libertad y Refundación (Libre), parte de la alianza  y otros comunicadores a fines a este instituto político se les dio todas las facilidades para asistir al acto.

 

Entre los asistentes permitidos en la conferencia de prensa estuvieron: El periodista hondureño Gerardo Torres corresponsal de Tele Sur, y asesor en comunicaciones para el partido Libre y miembro activo del mismo movimiento político, asimismo el encargado de generar movilizaciones violentas organizando jóvenes  de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y colegios del país, Ramón Espinoza.

 

El diputado de Libre, miembro de la alianza y de la Villa Campesina Rafael Alegría, y esto solo por mencionar algunos de la alianza de Libre que estuvieron en dicho evento, que la verdad son cosas que a ellos no les corresponden o tampoco aportan en nada a la situación crítica de Venezuela.

 

¿Por qué Libre tuvo acceso y los periodistas venezolanos no?

 

Claramente al oficialismo de Venezuela, no le convenía que en su conferencia estuvieron medios independientes que pudieran desmentir la información que estaban brindando; en cambio la gente de Libre solo estaba haciendo acto y presencia y respaldarían los hechos que diera el embajador venezolano en Tegucigalpa, Filinto Duran.

 

Una vez más nos podemos dar cuenta que en Venezuela impera el irrespeto a los medios de comunicación y a la libertad de expresión; al presidente Nicolás Maduro, no le conviene que le mundo se entere de la crisis de ese país y por eso restringe la cobertura de periodistas de aquel país, que son los que más derecho tienen de estar en el territorio venezolano.

 

Cuando les periodistas venezolanos les consultaron a Rafael Alegría y Gerardo Torres, que opinaban de que les negaran el paso a ellos, los miembros de Libre se hicieron los locos y entre risas nerviosas no pudieron dar una respuesta coherente.

 

Leave a Reply