Observatorio de la Violencia de la UNAH:

Los homicidios en el país se han reducido en un 21,2 por ciento en los primeros seis meses del año, es decir, 545 víctimas fatales menos, en comparación con el mismo periodo de 2016.

 

Así lo revela el informe del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) presentado este martes por su directora, Migdonia Ayestas.

 

Migdonia Ayestas
Migdonia Ayestas

“En el 2016 (de enero a junio), los homicidios fueron 2,574 y 2,029 en el 2017, es decir, un 21.2 por ciento en la reducción de homicidios, es decir, 545 casos o víctimas menos en relación al año anterior, eso es importante, porque siempre hablamos de datos que estaban subiendo”, destacó la especialista.

 

Establece además, que las muertes por causas externas, es decir por eventos de tránsito, suicidios y muertes no intencionadas o indeterminadas, se han reducido en 484 víctimas en el primer semestre. “Cuando hablamos de muertes por causa externa, son las que no son producto de una enfermedad, un paro cardíaco, sino que esta persona debió seguir viviendo y que ha sido víctima de la violencia”, explicó.

 

De enero a junio la tasa parcial de homicidios en Honduras es de 22,8 por cada 100,000 habitantes. De mantenerse esta tendencia, el Observatorio de la Violencia que el 2017 se estaría cerrando con una tasa de 46.5 por cada 100,000 habitantes.

 

Esta reducción de la violencia ya es calificada por muchos sectores sociales como un hecho sin precedentes, ya que hace pocos años Honduras llegó a ser el país más violento del planeta con 90 muertes por 100,000 habitantes.

 

De lograrse esta proyección, Honduras habría reducido a la mitad la descomunal violencia que se vivió por haber descuidado la seguridad hace una década.

 

Actualmente solo hay cinco departamentos que apenas están por encima de la tasa parcial nacional. Cortés (32.1) Francisco Morazán (24.5) Atlántida (30.2), Yoro (28.9), Comayagua (25.6) y Copán (25.1).

 

Otras causas externas

 

“En eventos de tránsito (muertes) ha habido un aumento de 42 casos más en relación con el 2016, lo que representa un 5,9 por ciento de aumento”, precisó.

 

“En suicidios, el aumento ha sido en un 22,7 por ciento que son muertes auto infligidas, son 35 casos más en relación con el año anterior”, indicó.

 

“En tanto, las muertes no intencionales, es decir que la persona no tenía intención de morir, ni que alguien lo iba a matar, fueron 6 casos más en relación con el año anterior, un 5,9 por ciento”, agregó.

 

“En las muertes indeterminadas, que son las que están en estudio o en proceso de investigación, ha habido una reducción de 22 casos”, reveló.

 

“El Observatorio de la Violencia, sabiendo que muchas veces la opinión es que las muertes indeterminadas, son las que no quieren aumentarse para que se reduzcan los homicidios, desde hace dos años estamos con una doctora para que estudie los protocolos y todo el análisis de Medicina Forense”, dijo Ayestas.

 

Ayestas destacó que hay 82 municipios que a junio de este año no reportaban ni un tan solo homicidio.

 

Protocolos

 

“El Objetivo del Observatorio es sistematizar, calificar y construir conocimiento en materia de violencia y criminalidad en Honduras”, sostuvo.

 

“Lo que se busca al hacer este trabajo diariamente con las fuentes oficiales, es mejorar en primer lugar los niveles de información sobre estas muertes por causa externa”, dijo.

 

“También que los tomadores de decisiones puedan comprender mejor el problema para poder establecer políticas públicas o estrategias en materia de seguridad”, argumentó.

 

“Ahí es donde, tenemos como fuentes de información por dos vías. Primero las estatales, la Dirección de Medicina Forense, la Policía Nacional, el Ministerio Público (MP) a través de las fiscalías de turno y el Registro Nacional de las Personas (RNP)”, añadió.

 

“Además, se cuenta como información secundaria, la que presentan los medios de comunicación del país, todo lo que se dice, escribe o se presenta, el Observatorio utiliza”, admitió.

 

“También se suma, lo que la ciudadanía nos presenta a través de las regionales universitarias y lo que se presenta a través de la participación ciudadana·, añadió.

 

“Con eso aclaramos que no solamente tenemos la información oficial, sino que aportamos a esos datos, la información que la ciudadanía nos presenta, para que la información sea un dato único”, finalizó.

 

Dato de interés:

 

La tasa parcial para los primeros seis meses es de 22,8 muertes por cada 100,000 habitantes. La proyección del Observatorio de la Violencia es que el 2017 se puede cerrar con una tasa de 46.5 muertes por cada 100,000 habitantes.