“Obsequio para Mel” era jet abandonado en el 2006

“Un obsequio para el presidente” fue el misterioso jet que llegó a Tegucigalpa en el 2006, según la declaración que rindió ante la Procuraduría General (PGR) de México, uno de los aviadores mexicanos que pilotaba la aeronave que al final aterrizo en tierra catracha.

 

La aeronave fue abandonada en la capital hondureña en el 2006 durante el primer año de mando del expresidente Manuel Zelaya Rosales. Esta declaración, solicitada por medio de una asistencia judicial del Ministerio Público de Honduras a México, consta en el expediente que la Fiscalía contra el Crimen Organizado creó para investigar si la aparición de la nave era parte de una acción delictiva.

 

Lea más:

 

El jet fue aterrizado a las 11:23 pm del 24 de febrero de 2006 en Toncontín por los pilotos Carlos Enrique Messner y Federico Riviello, quienes al día siguiente salieron del país en un vuelo comercial.

 

Inicialmente, los pilotos habían asegurado que se les había contratado para dejar la aeronave porque un empresario lo iba a comprar. Pero al momento de comparecer ante la PGR en 2008 dijeron que la había enviado el “licenciado”. Resulta, confesó el piloto, que luego se dio cuenta que la persona a la que identificaban como “el licenciado” era Joaquín “Chapo” Guzmán.

 

Precisa que a él se le dijo que tenía que dejar el avión en Tegucigalpa porque se trataba de un “obsequio para el presidente”, pero sin especificar a qué tipo de presidente se refería. Después menciona que le causó sorpresa que se generara un escándalo por la aparición del jet porque consideraba que “el presidente” al que iba destinado el avión podía justificar su adquisición. El diputado Mario Pérez ha dicho que el fiscal comentó que el avión iba destinado a un exfuncionario de Zelaya.

 

Leave a Reply