Mel desestabiliza el país para evitar extradición de su hermano

Hace un tiempo atrás el gobierno de Estados Unidos solicito al Poder Judicial la extradición de varios hondureños acusados de narcotráfico, aún no se conoce los nombres de las personas solicitadas; pero fuentes oficiales de la institución judicial afirman que uno de ellos es Carlos Zelaya, hermano del coordinador de la Alianza de Oposición Manuel Zelaya Rosales.

 

Cabe recordar que en su testimonio en la Corte de Nueva York, Devis Leonel Rivera Maradiaga, exlíder de Los Cachiros, aseguró que tenía información de que “un hermano de Mel Zelaya usaba la pista de El Aguacate en San Esteban, Olancho para traficar droga” durante la administración del propio Manuel Zelaya Rosales.

 

 

Ante este hecho varios simpatizantes del Partido Libertad y Refundación (Libre), de manera extraoficial han comentado, que Mel se siente agobiado y preocupado por la extradición de su hermano y en el intento de revertir este proceso se ha aliado con estructuras criminales, maras y pandillas para desestabilizar el país y se ampara y justifica las manifestaciones violentas diciendo que el pueblo está defendiendo la democracia de Honduras.

 

Con Nasralla en el poder se detiene la extradición

 

La decisión de Zelaya de aliarse con Salvador Nasralla y escogerlo como candidato presidencial de la Alianza de Oposición, tiene la clara intención de que en el momento en que el presentador deportivo llegará a la presidencia detuviera el proceso de extradición de su hermano y por este punto cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE), anunció los primeros resultados de las elecciones generales y daba como ganador  a Nasralla, Mel llegó a sentir calma y pensó que al fin había pasado el peligro para su hermano.

 

Pero hay que destacar que el proceso del conteo de actas electorales no estaba finalizado y ahora que los resultados han cambiado y ya no los favorecen, lo único que hacen es tratar de incendiar a Honduras y han terminado con la paz, condenando a cada hondureño a vivir encerrados en sus casas y con temor.

 

Estas manifestaciones violentas son financiadas por el gobierno venezolano y quien también está pasando por una situación similar, pero paradójicamente la Alianza en el caso de Venezuela apoya y da la razón al gobierno y se van en contra de los opositores, pero aquí en Honduras que ellos son oposición si tienen la razón. Que contradicción…