Por medio del Partido Liberal narcotraficantes quieren tomar de nuevo el poder en Honduras

La narcoactividad que imperó a sus anchas en Honduras por décadas y que se profundizó durante los gobiernos realizados por el Partido Liberal (PL), increíblemente quiere volver a retomar las riendas del país.

 

Y es que después de los muros con que se han encontrado en la presente administración gubernamental para seguir desarrollando sus actividades delictivas, se han dado a la tarea de buscar nuevamente el poder a través de sus mejores aliados: los liberales y los miembros de la oposición.

 

Es tanta la necesidad de retomar sus turbios negocios (que solo dejan caos, violencia, luto y dolor en el país), que hasta se las han ingeniado para introducir de manera estratégica en la presente contienda electoral a varios de sus secuaces a través de candidaturas a diputaciones, alcaldías y otros cargos políticos de relevancia.

 

 

Por ejemplo, no podemos olvidar los terribles nexos existentes entre algunos miembros de la oposición, el PL y el narcotráfico, a través de sonados casos como el de los diputados Fredy Nájera y Midence Oquelí, señalados de ser miembros activos de peligrosos carteles de la droga en Honduras.

 

Midence Oquelí y Fredy Nájera
Midence Oquelí y Fredy Nájera

 

También el del reconocido abogado de narcotraficantes Carlos Chajtur, candidato a diputado suplente de Aracely Flores Bueso del Partido Libertad y Refundación (Libre ) y togado defensor de criminales confesos solicitados a extradición por EEUU, como los hermanos Valle, Héctor Emilio Fernández Rosa “Don H” y los miembros de un peligroso grupo delictivo que en el 2014 intentó asesinar al presidente Juan Orlando Hernández.

 

Aracely Libre

 

Pero no solo Chajtur se ha encargado de defender delincuentes confesos, pues entre estos “políticos” sin convicciones, también está la candidata a designada presidencial del Partido Liberal (PL), María Alicia Villela de Alvarez, hermana de un delincuente confeso capturado en Colombia por ser considerado miembro de una red internacional de tráfico de drogas y armas para grupos armados desde Centroamérica.

 

 

El detenido y hermano de la candidata liberal es el empresario sampedrano Miguel Ángel Villela Meza, capturado en octubre de 2010 junto a otros seis miembros de una peligrosa red delictiva internacional, a quien las autoridades colombianas le seguían los pasos desde hace 18 meses a su captura.

 

Villela Meza, hermano de la candidata a designada presidencial liberal, es también hermano de la lideresa de la Unión Cívica Democrática (UCD), Armida Villela Meza de López Contreras, esposa del canciller de la dictadura michelettista Carlos López Contreras y cuñado del supernumerario de la Opus Dei en Honduras, el costarricense Federico Álvarez.

 

Pero ahora viene la pregunta del millón: con semejantes antecedentes y relaciones directas con narcotraficantes confesos, ¿es justo y correcto permitir que el Partido Liberal y la oposición tengan de nuevo el poder de Honduras?

 

¿Porqué nadie habla de esto?

Leave a Reply