Mauricio Oliva sobre paro de transporte: “Ojalá no haya sectores queriendo sacar provecho político al problema del transporte”

Para el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, el diálogo es la única vía para encontrarle una solución al paro decretado este jueves por dueños del transporte –buses, taxis, rapiditos y mototaxis-.

 

En ese sentido, el titular del Poder Legislativo hizo un llamamiento al diálogo y dio una serie de recomendaciones sobre el caso.

 

 

“El diálogo debe ser fraterno, horizontal y como siempre he dicho: ¡Incluyente! Sobre todo, con enorme sentido de compromiso, pensando en los hondureños y en la economía del país”, sentenció Oliva.

 

 

Lo anterior lo dijo después de una reunión con el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, en la que hablaron sobre la Ley de Seguridad Social, Ley de Armas, Ley de Carburantes y otros temas importantes para el país.

 

 

En cuanto al tema del precio de los combustibles, el presidente Oliva enfatizó que “No quisiera entrar en la irresponsabilidad que bajando tanta cantidad de la fórmula se soluciona el problema”.

 

 

Tenemos que conocer los impactos que provocarían en el presupuesto general de la República, ver qué partidas afectarían, si en salud, educación, agricultura… -dijo Oliva.

 

 

Para el titular del Legislativo, este no es un análisis que puede hacer de manera rápida, por lo que hizo un llamado a los autores del diálogo a que aporten los insumos necesarios para darle forma a la Ley de Carburantes.

 

 

“Esta Ley de Carburantes ya fue socializada bastante y está encaminada a mejorar los servicios de distribución, importación y proteger toda la cadena de distribución haciendo énfasis en la calidad del producto”, expuso.

 

 

“Como política del Congreso Nacional –dijo-, hemos estado oyendo desde 2014 a todos los sectores para poder construir los consensos más favorables para el país”.

 

 

“En el Congreso Móvil que hubo en Choluteca en septiembre de año pasado hicimos reformas importantes a la Ley de Transporte, entre ellas, acceso a crédito, 400 millones de lempiras a un bajo interés de 7.25 % y también una serie de incentivos fiscales para la adquisición de nuevas unidades”, recordó.

 

 

Sobre las negociaciones que mantienen los transportistas con el Estado, el titular del legislativo, manifestó que desconoce los términos de la negociación y que no puede referirse a ellos.

 

 

“Sí puedo condenar el hecho que alguien le quiera sacar ventaja política a esto, queriendo sembrar el caos y aprovechando para generar desorden. ¡Allí no gana nadie, perdemos todos!”, expresó.

 

 

Para finalizar diciendo que “Hago una excitativa muy respetuosa al sector transporte para que no se dejen quitar las banderas y su petición se desfigure”.