Manuel Zelaya no dañe más a la policía

El expresidente Zelaya en su campaña proselitista de 2004 y 2005 prometía duplicar el número de policías de llegar ser electo y en cierta forma casi lo cumplió pero con un procedimiento que en vez de mejorar la policía la contaminó al ingresar a la institución un policía sin realizarle ningún estudio psicológico ni ninguna otra prueba, graduandolos con cursos de cuatro meses sin certificación y sin capacidades operativas.

 

Luego que el gobierno de Juan Orlando Hernández en 2012 iniciara el proceso de depuración algo que no gustó en la policía se recordó que antes de pasar al orden civil en 1996, la Policía ya tenía pésimos antecedentes; sin embargo, a partir de 2006, ya bajo la administración de la Secretaría de Seguridad, la corruptela se fue apoderando, dando lugar a que oficiales y agentes comenzaran a delinquir sin control, llegando a alcanzar una vida de millonarios.

 

Asimismo, testimonios de pandilleros revelan que fueron elementos de la policía quienes fortalecieron el accionar delictivo de las maras, a cambio de recibir parte del dinero sucio o manchado con sangre; de ahí muchos oficiales se volvieron empresarios, hacendados y terratenientes, de cuyos casos el Ministerio Público tiene conocimiento y algunas investigaciones concluidas, pero no procede, generando con ello impunidad y se descubrió que hasta pandilleros ingresaron a la academia, ese tipo de situaciones significa que por querer cumplir una promesa de campaña, en vez de hacer un bien se hizo un mal donde Honduras pasó de tener un 33.58 % en la tasa de himicidios en 2005 a 67 % en 2009.

 

Se sabía que los policías que fueron depurados pasaron a formar parte de la Alianza de oposición y que iban a ser útiles para sus planes post electorales por la influencia que estos tienen todavía al interior de la policía nacional de Honduras y ayer se vio reflejado, dónde un número importante de elementos de la Policía dejaron sin resguardo y seguridad a la población hondureña que curiosamente la semana pasada que hubo saqueos y quemas de tiendas y centros comerciales, mucho elementos policiales desaparecieron y dejaron que los manifestantes dieran rienda suelta para poder hacer lo que les viniera en mente, no se sabe si con la dirección y mandato directo del coordinador general de la Alianza de oposición Manuel Zelaya Rosales.

 

Lea más: