La oposición busca por todos los medios desacreditar las elecciones

La cuenta regresiva para las elecciones generales ha comenzado y a poco menos de 90 días para que se conozca quien tomará las riendas de Honduras, la oposición política anda buscando por todos los medios posibles desacreditar el proceso electoral debido a que se sienten derrotados al no tener propuestas sólidas y concretas y solo andan tratando de encantar con demagogia.

 

 

Los candidatos de la Alianza y el Partido Liberal, no pierden oportunidad para decir que el próximo proceso electoral de noviembre tiene irregularidades o que es fraudulento y hasta han llegado al punto de decir que no van a aceptar los resultados porque el hecho de que se está reeligiendo el candidato presidencial del Partido Nacional los convierte en una elección viciado.

 

 

 

Pero desde el momento que ellos participaron en las elecciones primarias ya avalaron la candidatura del actual presidente; además dicho proceso fue consensuado, ratificado y legalizado por el Congreso Nacional (CN), Corte Suprema de Justicia (CSJ), Tribunal Supremo Electoral (TSE), y no es algo implementado a la fuerza como pretendió hacerlo Manuel Zelaya en el 2009.

 

 

 

Vienen más observadores

 

 

La Organización de Estados Americanos (OEA), la Asociación de Organismos Electorales de Centroamérica y el Caribe (Protocolo de TIKAL) y la Misión de Observadores Electorales de la Unión Europa (MOE UE), ya confirmaron a Honduras su acompañamiento a los comicios, entonces nos preguntamos que si la candidatura del presidente actual fuera ilegal estos organismos internacionales no vendrían a observar el proceso electoral.

 

 

 

Tanta es la desesperación de la oposición que buscan agarrarse de cualquier argumento para deslegitimar el proceso electoral, tal parece que lo único que ellos buscan es que en Honduras, pase la misma situación de Venezuela y montar la constituyente de Manuel Zelaya.