La Fauna Original de Honduras

Diversas definiciones convergen en que el concepto de fauna está íntimamente relacionado con los tipos de vegetación, climas y ecosistemas. En el caso de la fauna hondureña, cinco grupos la representan: aves, mamíferos, reptiles, anfibios y las áreas protegidas comprendidas por parques nacionales, refugios de vida silvestre, reservas biológicas, monumentos naturales y culturales, zonas productoras de agua, así como áreas de uso múltiple, reserva indígena y de biósfera, entre otras.

El número de animales asciende en la actualidad a más de mil 283, donde 737 son aves, 231 mamíferos, 200 tipos de reptiles y 115 diferentes clases de anfibios, todos ellos presumiendo su vistosidad, movimiento y agilidad propios de cada uno. Los bosques se distinguen por ser latifoliados, húmedos, secos y manglar.

En Honduras, algunas especies animales están condicionadas por las migraciones desde el Norte y Sur América, sobrevivientes de la era cenozoica. Nos referimos al armadillo, Zarigüeya o tacuacín, el oso colmenero y algunos monos.

Sin embargo, otros géneros como los sapos, garrobos o iguanas y el guardabarranco o taragón son autóctonos del territorio. No menos importante es distinguir también a los Murciélagos, el zorrillo, la comadreja, el manatí, el conejo, codorniz, pavas, la guara roja, el tucán, venado cola blanca, éste último considerado símbolo nacional lastimosamente en extinción.