Intervencionismo de la Maccih es un extremo peligroso

El miembro de la Comisión Depuradora de la Policía Nacional el pastor Alberto Solórzano, expresó que la función de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), está dirigida especialmente al fortalecimiento institucional; pero tampoco es bueno que cuando exista algo que no le guste a dicho organismo el país y las instituciones estén bajo amenazas todo el tiempo como con una pistola en la cabeza.

 

“Cada vez que algo no guste o no agrade, ya viene una conferencia para vaciar al país debe de existir un punto de equilibrio, porque la función de la Maccih es acompañar para fortalecer la parte institucional y no presionar como lo hizo Juan Jiménez, cuando asistió al juicio de los cinco exdiputados relacionados en el caso de la ONG”, dijo Solórzano.

 

Asimismo Solórzano fue enfático en decir que si una institución no funciona como la Maccih quiere, “seriamos una Colonia de donde vendrían gobiernos externos a decirnos que hacer y este es un extremo peligroso”.

 

La semana pasada la Maccih  denunció que la reforma a la Ley de Presupuesto que realizó el Congreso Nacional frena las investigaciones del organismo de la OEA. Ante los señalamientos, de la Maccih, el Congreso Nacional respondió a través de comunicado en el que explicó que el propósito de la reforma en cuestión es promover la transparencia y la rendición de cuentas.

 

El Legislativo, que calificó las declaraciones del vocero de la Maccih, como “malintencionadas”, y asegura que la reforma a la Ley de Presupuesto en ningún momento restringe al Ministerio Público en su facultad de investigación.

 

Tags:

Leave a Reply