El “Ice Bucket Challenge” ayudó a encontrar gen asociado a la esclerosis

En 2014 una selfie de Ellen DeGeneres en la celebración de los premios Oscar se volvió viral; Pharrell dio de qué hablar con un sombrero gigante y por supuesto muchos aceptaron el reto del Ice Bucket Challenge, o reto de la cubeta de hielo. Estos hechos se volvieron los más comentados en las redes sociales durante ese año.

 

La campaña que animó a millones de personas a volcarse baldes de agua con hielo sobre sus cabezas recogió suficiente dinero para ayudar a hacer un importante avance en la investigación de la esclerosis lateral amiotrófica, ELA, según dio a conocer este lunes la ALS Association de Estados Unidos.

 

Esclerosis lateral amiotrófica

 

Esta enfermedad hace que las células nerviosas del cerebro y de la espina dorsal se deterioren gradualmente. Entre los dos a cinco años luego del diagnóstico los pacientes pierden la habilidad para respirar, hecho que los conduce a la muerte.

 

Sólo en ocho semanas la ALS Association recaudó 115 millones de dólares de los cuales el 67% fue dedicado a investigar sobre tratamientos y curas, según reportó la organización sin ánimo de lucro.

 

“El Ice Bucket Challenge permitió a la asociación invertir en el proyecto MinE que creó grandes bio repositorios de muestras biológicas de la enfermedad que están diseñadas para permitir exactamente este tipo de investigación y producir este tipo de resultados”, dijo la doctora Lucie Bruijin, jefe científica de la ALS Association. CNN