Hondureño cuestiona a hija de Berta Cáceres por hacer campaña en contra del país

El asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, hecho ocurrido el 3 de marzo del año en curso, marcó una terrible nostalgia en la comunidad nacional e internacional debido a la incansable lucha que realizaba en favor de la naturaleza y el medio ambiente, lo cual le valió recibir reconocimientos a su labor.

 

Olivia CáceresDesde este acontecimiento los familiares de la ambientalista se han dado a la tarea de culpar a las autoridades hondureñas por su muerte y en este sentido han montado una campaña de odio en contra de Honduras a nivel internacional.

 

En este sentido la hija mayor de Cáceres habló la tarde de ayer en Tulane, una universidad privada, laica, con vocación por la investigación, ubicada en Nueva Orleans, EEUU, asegurando que Honduras era el país más violento del mundo.

 

Olivia Zúniga Cáceres, comentó ahí, entre otras situaciones, que Honduras está peor que Venezuela, que los grados de impunidad son altos, que los hondureños se están muriendo de hambre y que el país se convirtió en narco Estado.

 

Pero en torno a esta acción se ha destacado un audio que circula en las redes sobre este momento, en el que revela que un hondureño que estaba en la audiencia tomó la palabra tras la disertación de Olivia Zúniga y se identificó como compatriota suyo.

 

“Hace 19 años mataron a mi papá en san Pedro Sula, pero el hecho que hayan matado a mi papá no me dio el derecho de venir a despotricar contra mi país como usted lo está haciendo hoy”, le dijo.

 

“Yo lamento mucho la muerte de su madre, me da pesar y el día que sucedió eso fue una tragedia, pero las cosas que usted ha venido a decir de Honduras, por lo menos la mitad, a mi parecer, no son ciertas”, agregó.

 

Es muy triste que el asesinato de Berta Cáceres, sea utilizado por sus hijas para andar viajando por el mundo, difamando a Honduras y resaltar solo cosas negativas del país y olvidar lo buenas cosas que se están logrando, entre otras cosas las hijas de la ambientalistas se benefician con la muerte de su madre recibiendo “becas eternas”.

 

Y no es que estemos diciendo que en Honduras todo sea perfecto, pero en comparación a otros años las muertes violentas han disminuido, se está avanzando en economía y seguridad; todavía falta mucho que hacer pero el camino ya está trazado y es una tarea de todos cambiar el rumbo del país.