Honduras acude a las urnas con actual presidente como favorito

TEGUCIGALPA (Reuters) – Honduras celebraba el domingo elecciones presidenciales, a las que el actual mandatario conservador llega como el claro favorito para conseguir un segundo periodo, ocho años después de haber apoyado un golpe que echó a otro presidente por coquetear con la idea de una reelección.

 

Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional de centroderecha, logró reducir la sideral tasa de asesinatos de Honduras, uno de los países más violentos del mundo, aceleró el ritmo económico y redujo el déficit desde que asumió el cargo en 2014.

 

Pero sus críticos advierten que está aferrándose al poder, recurriendo a unos dóciles tribunal electoral y Supremo para allanar el camino a su intento de reelección en una de las naciones más pobres del continente.

 

Las encuestas sugieren que Hernández, un experimentado político que se ha beneficiado de una oposición dividida, logrará con facilidad el domingo asegurar un segundo mandato tras una decisión de la Corte Suprema en 2015 que eliminó la prohibición constitucional a la reelección.

 

En la votación también se elegirán 128 legisladores.

 

Pocos en la capital Tegucigalpa se muestran preocupados por que Hernández, que en 2009 respaldó la salida del mandatario Manuel Zelaya después de que propusiese un referendo sobre la reelección, esté consolidando su poder.

 

“Mejor diablo conocido”, dijo Ada Solórzano, una enfermera de 57 años. “Durante su periodo ha combatido a las bandas y narcotraficantes, y ha mejorado las condiciones laborales. Sabemos que continuará la guerra contra el crimen y que planea crear más empleos.”

 

Hernández promete seguir usando a soldados para combatir a las pandillas, construir infraestructuras, crear 600.000 trabajos y acelerar al crecimiento a un nivel mayor al 6 por ciento.

 

Detrás del mandatario en las encuestas viene el presentador de televisión Salvador Nasralla, líder de una amplia coalición llamada Alianza de Oposición Contra la Dictadura que aglutina parte del centroderecha y también del centroizquierda.

 

El bloque de Nasralla incluye al Partido Libertad y Refundación (LIBRE), controlado por Zelaya, a quien muchos identifican como la fuerza detrás de la coalición.

 

En la más reciente encuesta permitida por las leyes electorales, en septiembre, Hernández tenía una ventaja de 15 puntos sobre Nasralla: 37 por ciento frente al 22 por ciento.

 

¿UN POTENCIAL HOMBRE FUERTE?

 

Centroamérica siempre ha tenido que lidiar con líderes de derecha e izquierda que han eludido o ignorado las restricciones constitucionales a la gestión presidencial.

 

Si Hernández gana, funcionarios de Estados Unidos han dicho que buscan que el mandatario impulse rápidamente un proyecto de ley que busca limitar los términos presidenciales y está atorado en el Congreso.

 

Honduras tradicionalmente ha tenido buenas relaciones con Estados Unidos, que lo considera un aliado ideológico y militar durante la insurgencia de guerrillas que azotó la región.

 

“¿Un potencial hombre fuerte?” Escribió Earl Anthony Wayne, exembajador de Estados Unidos en México refiriéndose a Hernández.

 

 

Argumentando que la iniciativa de Hernández es ilegal, la oposición ha rehusado discutir legislación sobre el límite del periodo de gobierno.

 

Los partidos Alianza de Oposición y Liberal han dicho que no aceptarán resultados de un tribunal electoral que acusan está cooptado por Hernández, hasta que realicen su propio recuento.

 

Lea el artículo original

 

https://es.reuters.com/article/topNews/idESKBN1DQ0IQ-OESTP