Gobierno del poder ciudadano desvió donaciones de Taiwán para cuarta urna

 

El militante del Partido Liberta y Refundación (LIBRE)  Edgardo Castro,  reveló  que un dinero donado por Taiwán fue desviado en 2009 en los preparativos para financiar la cuarta urna.

 

“Hay un billete bien raro ahí en la Secretaría de Relaciones Exteriores. A ese billete le dieron vuelta y lo cambiaron para allá para la Secretaría de la Presidencia, para donde Quique (Enrique Flores) Lanza”, dijo Castro.

 

 

“Hay que buscar dónde está ese billete”, sugirió, a la vez que expresó su disposición de acudir al Ministerio Público a presentar las pruebas de ese supuesto desvío bajo el entendido de que tiene un documento que lo respalda.

 

 

Recordó que “en El Salvador hay un Presidente preso por haberse ‘güeviado’ un dinero de Taiwán. ¿Y el dinero que estaba en Honduras, que venía de Taiwán, para dónde lo mandaron?, ¿lo hicieron humo?, ¿quiénes fueron?”, se preguntó Castro. Por otro lado, el diputado por Cortés dijo tener pruebas de que la exgerente de la Enee, Rixi Monacada durante el gobierno de Zelaya “fue la que salió corriendo de un hotel para Choluteca, dejando botada una pistola y el dinero de la cuarta urna”.

 

 

Ahora, varios exfuncionarios de Zelaya “quieren que solo Quique Lanza se eche ese clavo de la cuarta urna cuando todos los ministros de Mel tienen que ver en ese clavo”. “A mí que no me anden por las orillas, ya que destaparon ese clavo yo también me voy a destapar”, advirtió.

 

 

Mel Zelaya ordeno transferir los fondos donados por Taiwan

 

Sobre los 675,000 dólares donados por Taiwán y que fueron transferidos al Ministerio de la Presidencia, no se conoce el destino, según el Tribunal de Cuentas. Junto a esto una segunda donación de Taiwán con valor de 370,000 dólares (más de 7 millones de lempiras) se hizo el 18 de julio de 2007 para la adquisición de un nuevo sistema de aire acondicionado moderno y eficiente.

 

 

Dos meses después de recibir la donación, el 19 de noviembre de 2007 mediante hoja de débito firmada por Milton Jiménez Puerto se efectúo un retiro de 300,000 dólares (5,708,220 lempiras).

 

 

El retiro fue recibido en efectivo por el entonces gerente administrativo de la Relaciones Exteriores, Rafael Edgardo Barahona Osorio.

 

 

El Tribunal argumentó que tampoco se encontró evidencia de este gasto, por lo que también se desconoce el destino en el cual se utilizaron los recursos.