Fracasó la cumbre de la Celac

De los 33 países que integran la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) no asistieron ni cancilleres ni sus delegados de Bahamas, Brasil, México, Trinidad y Tobago, Barbados, Paraguay y Perú a la reunión extraordinaria de ese organismo que se desarrolló ayer por casi siete horas en el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador.

 

La reunión de la CELAC fue convocada por El Salvador, quien ostenta la Presidencia Pro Témpore del organismo regional, a solicitud de Venezuela, para discutir la crisis que vive ese país suramericano, pero finalizó sin resolución alguna ante el revés de los países que no acudieron al llamado de un evento que se organizó en menos de una semana.

 

 

Salvador Sánchez Cerén
Salvador Sánchez Cerén

A eso de las 10 de la mañana, el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, brindó el discurso de inauguración de la cumbre, en el que adelantaba que algunos ministros de relaciones exteriores de la región, por motivos de agenda, no pudieron asistir, y otros mandaron a sus delegados. Al final del evento, aunque hubo insistencia de la prensa, no se conoció el dato y solo se especuló que únicamente estuvieron presentes cinco cancilleres, mientras que el resto eran delegados de esos países.

 

El mandatario hizo el llamado a abordar la discusión con apertura y buscar “el mejor camino del diálogo para todas las y los venezolanos”.

 

Después de un breve discurso, también, del canciller salvadoreño, los medios de comunicación nacionales e internacionales fueron trasladados a un salón de espera y no se tuvo acceso las intervenciones de los países. Incluso, cabe señalar que al inició se planteó que la prensa no permanecía en las instalaciones de Cancillería, y que en caso de existir una declaración, sería convocada.

 

A la 1 de la tarde, durante el receso para almorzar, el canciller Hugo Martínez brindó una conferencia de prensa, en la que explicó que se inició con la exposición de la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, y adelantó que no acudieron siete países, y por tanto, no habría resolución.

 

“La normativa establece de que los acuerdos en todas las instancias de la CELAC se deben de tomar por consenso… Y si hay un país que no está presente, o si hay un país que no está de acuerdo, evidentemente no puede haber consenso y no se puede tomar resolución sobre el punto en cuestión”, sostuvo Martínez.

 

Según dijo, el reglamento de funcionamiento plantea en su romano II referido a las decisiones, numeral I, que las decisiones se adoptan por consenso en todas las instancias.

 

Tras el fracaso, el funcionario matizó que la cumbre serviría como una antesala para discutir el tema a profundidad en la próxima reunión ordinaria de la CELAC, que se desarrollará el 20 de mayo en República Dominicana.

 

El canciller se retiró y la reunión permaneció en secreto, así como la incertidumbre de la prensa a la espera de una declaración conjunta o separada.

 

Al filo de las 4:20 de la tarde se convocó a una conferencia de prensa del canciller Martínez a las 4:45 p. m.

 

Pero unos minutos después, un encargo de prensa de la cancillería de Venezuela indicó que Delcy Rodríguez daría declaraciones y solo se permitirían tres preguntas ya determinadas. Estas eran para tres medios internacionales afines y una radio local. Ante el bloqueo avisado, otro periodista de televisión tuvo que aventurarse a preguntar.

 

Delcy Rodríguez
Delcy Rodríguez

Rodríguez aprovechó el espacio para criticar que hay un sesgo político e ideológico sobre Venezuela y que la oposición está influenciada por Estados Unidos. Al igual, dijo que hay medios que no dan a conocer la realidad. “Hay una minoría vandálica y extremista imponiendo la violencia en Venezuela para perturbar la paz y la estabilidad del país, y nosotros hemos exigido que cese el apoyo internacional a estos factores violentos. El problema no es Venezuela, el problema es la coalición de gobiernos de algunos países que procuran la intervención de nuestro país siguiendo el guión que les dicta desde el departamento de Estado, de los Estados Unidos, y otros centros de poder”, atacó.

 

Pese a la ausencia de siete países, la canciller calificó como exitosa la reunión y manifestó que Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, República Dominicana, y El Salvador se sumarán a la iniciativa de diálogo que impulsa el presidente Nicolás Maduro.

 

La canciller se retiró para dirigirse a un acto de apoyo frente a Cancillería organizado por parte de grupos afines a la izquierda, en el que participó el secretario general y diputado del FMLN Medardo González. En otro punto, también había otra manifestación en contra.

 

En tanto, el canciller Hugo Martínez brindó las conclusiones de la reunión. Aseguró que “un denominador común, por supuesto, fue el apoyo al diálogo como vía para la salida a la situación en Venezuela, no hubo ningún país que manifestara estar en contra”, mantuvo. Se le preguntó si el país formará parte de la iniciativa de diálogo en Venezuela, pero contrario a la aseveración de Rodríguez, Martínez dijo que lo analizarán y pedirán una aclaración sobre si la invitación es para El Salvador o como Presidencia Pro Témpore de la CELAC.