Expertos revelan cómo se eliminó el Zika en Colombia

“Somos el primer país del continente americano en declarar el cierre de la epidemia. Y podemos hacerlo gracias al sistema de vigilancia epidemiológica que hemos tenido”. Con esas palabras, el viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicio de Colombia, Fernando Ruiz Gómez, anunció en una rueda de prensa reciente el fin de la epidemia del zika en el país.

 

Fernando Ruiz Gómez
Fernando Ruiz Gómez

Ahora el virus en el país se encuentra en una fase endémica en la que se considera superado el brote, pero no se descarta que sigan presentándose nuevos casos, incluso que se regrese a una fase de epidemia si llegaran a aumentar los casos de manera considerable.

 

En comparación con otras epidemias como dengue y chikungunya, Ruiz Gómez explico que el zika tuvo una progresión mucho más rápida. Entró por Turbaco, en el departamento de Bolívar, en la zona de la Costa Caribe, en octubre de 2015, y en enero de 2016 ya había personas contagiadas.

 

El Instituto Nacional de Salud en Colombia hizo seguimiento a 17,730 mujeres embarazadas que probablemente contrajeron el virus y se presentaron 350 casos de niños recién nacidos con Síndrome de Guillain-Barré asociados al zika. Otros 450 bebés con este diagnóstico forman parte de la cifra común que se presenta en el país como consecuencia de otros factores genéticos o ambientales.

 

¿Qué medidas se tomaron?

 

Colombia puso en marcha un plan de respuesta para hacer frente a la alerta epidemiológica, a través de acciones de vigilancia ejecutadas por el Instituto Nacional de Salud. Lo primero fue evaluar y fortalecer la capacidad diagnóstica de la red de hospitales públicos, hacer estimaciones estadísticas de los posibles escenarios a los que se enfrentaría el país, comunicar a la población los posibles riesgos a enfrentar en el corto plazo y reforzar los planes territoriales de control de vectores, mediante acciones comunitarias para eliminar criaderos y reubicación de desechos sólidos.

 

Cuando se supo de la alerta que relacionaba la microcefalia y el Síndrome Guillain-Barré con el virus, se hizo un ajuste al plan de acción con la intención de:

 

  1. Intensificar la vigilancia de casos y complicaciones neurológicas y congénitas.
  2. Alertar a la población a través de los medios de comunicación sobre las complicaciones que podría generar la enfermedad.
  3. Se giraron instrucciones a los servicios de salud para la clasificación de embarazos de alto riesgo y para el manejo de los casos de microcefalia.
  4. Y se emitieron recomendaciones de salud pública que hacían un llamado a que las parejas  pospusieras los planes de embarazo hasta que se superara el brote, no viajar a zonas tropicales ubicadas por debajo de los 2200 metros sobre el nivel y medidas especiales para control del mosquito con fumigación selectiva.

 

Carlos Trillos es médico epidemiólogo especialista en salud pública y dijo que este no es momento de bajar la guardia ni relajarse, porque el zika llegó a Colombia para quedarse. El cierre de la etapa de brote epidémico debe reducir el estrés colectivo y la paranoia, pero no implica dejar de vigilar y de promover las medidas preventivas en la población. Univisión http://goo.gl/8DQH2w

Leave a Reply