Estudiantes de la UNAH pretenden pasar sus clases amenazando a catedráticos

Muchos estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), se han tomado demasiado en serio la lucha por sus derechos y durante mucho tiempo han salido a las calles a protestar y hasta paralizan las labores educativas en el alma mater perjudicando a jóvenes que en realidad desean superarse.

 

Pero estudiantes que andan de revoltosos y haraganes a la hora de retomar las clases y de hacer sus exámenes, salen aplazados porque no saben nada, no estudian y les echan la culpa a los catedráticos por sus malas calificaciones.

 

Muchos de ellos han llegado al grado de amenazar a muerte a los catedráticos, como que es culpa de ellos que salgan aplazados cuando en realidad, es culpa solo de los estudiantes que no se aplican y al final se notan los malos resultados.

 

Un ejemplo de ello es un estudiante de la carrera de microbiología en el examen del primer parcial de la clase de genética, amenazó al catedrático, debido a que salió aplazado y el mensaje que le escribió en el examen es el siguiente: “Sos un hijo de puta maldito, espero…porque si no te mato”.

 

Amenaza de estudiante

 

Este tipo de cosas no deberían suceder y más si a uno le inculcan valores dentro del seno del hogar uno debe de ver a los profesores con respeto y admiración, debido a que ellos juegan un papel importante en el desarrollo de nuestra formación.

 

Resulta que ahora estos malos estudiantes que en el pasado han sido causantes de las tomas en la UNAH e inclusive la pérdida de períodos académicos, quieren obtener calificaciones del 100 % mediante amenazas de muerte.

 

Cómo es posible que estos jóvenes se hagan pasar por víctimas ante los medios de comunicación, para que el pueblo crea que se les violan sus derechos y que no existen verdaderamente reformas educativas.

 

Cuando lo que andan buscando en realidad es que les teman y generar caos en la máxima casa de estudios, y seguir con la aprobación de las clases con el 65 % que es la nota mínima y la cual hasta en las  escuelas y colegios del país utilizan.

 

No puede ser posible que este tipo de acciones se sigan dando en el país, donde el estudiante haragán o revoltoso sea quien decida que calificación le debe de poner un licenciado o con cuánto quiere pasar su clase, aun sin saber nada.

 

Por lo mismo, los padres deben de ser responsables de enseñarles valores a sus hijos y que sepan que todo en esta vida se debe ganar, con esfuerzo, dedicación y trabajo y no solo imponer autoridad o en base a amenazas conseguir una calificación académica, un  trabajo o dinero.

Leave a Reply