Estudiantes de la UNAH destruyeron las cámaras de seguridad instaladas por el 911

Durante dos días consecutivos supuestos estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), han realizado actos de vandalismo en las afueras de la máxima casa de estudios y en esta ocasión a parte de sus ya acostumbradas acciones violentas en donde incendian negocios de comida rápida, han llegado al hecho de destruir las cámaras que estaban en puntos estratégicos para brindar seguridad a la población hondureña.

 

Es lamentable que estas personas se dediquen a dañar las cámaras que son necesarias e importantes para brindar más tranquilidad a la ciudadanía y las cuales tienen un costo de alrededor de 70 mil dólares, los cuales representan pérdidas incalculables para el Estado de Honduras.

 

Pero el otro punto es que con la destrucción de las cámaras se afecta a la población y a los entes de seguridad, debido a que cuando ocurre algún hecho lamentable no se pueda utilizar los videos para deducir la responsabilidad correspondiente y después estos jóvenes y la oposición son los primeros en criticar que el gobierno no hace nada para detener la criminalidad y ellos son los primeros que destruyen las acciones implementadas.

 

Ahora bien es necesario recordar que las jornadas violentas de estos dos días atrás se dan a raíz que los partidos de oposición, especialmente el Partido Libertad y Refundación (Libre), incentivan a estos jóvenes a que destruyan el país y lo hacen agarrándose del tema político de la reelección:

 

 

Y lo peor es que estos supuestos líderes llaman a el pueblo y a los estudiantes a que vayan a las calles a protestar y ellos son los que se quedan en sus casas solo viendo por la televisión los desastres de los cuales ellos son la mente maestra.

 

Es necesario que cada uno como hondureño tomemos conciencia de que este tipo de acciones que no benefician en nada a Honduras y si queremos ver cambios debemos de empezar por nosotros mismos y que incendiando restaurantes y quebrando cámaras de seguridad en nada abona para cambiar a Honduras.

 

¡Hasta cuando la oposición seguirá utilizando a estudiantes para conseguir sus beneficios de poder en la política!