Enee bajo déficit de L. 7,900 millones a 1,600 millones

Con un déficit de 1,600 millones de lempiras, conseguido en parte al desplome del petróleo en el mercado internacional y los bajos costos de la energía térmica, cerrará este año la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

 

Jesús Mejía
Jesús Mejía

Jesús Mejía, gerente de la Enee, recordó que cuando el Gobierno actual recibió la empresa el déficit era de 7,900 millones de lempiras lo que equivalía al 1.8% del producto interno bruto (PIB). “Gracias al esfuerzo realizado en 2015 se bajó ese monto a 2,116 millones de lempiras en pérdidas, cantidad que se espera reducir este año a unos 1,600 millones de lempiras y en 2017 y 2018 recortar esa cifra y volverlas en utilidades”, manifestó.

 

Readecuación de deuda

 

El mes pasado, el Congreso Nacional aprobó la colocación de bonos soberanos por el orden de 850 millones de dólares en el mercado internacional.

 

Este dinero va a ser destinado para el pago de la deuda que tiene la Enee con los generadores privados, bancos y proveedores, según la Secretaría de Finanzas.

 

La mora de la Enee con los generadores se calcula en 13,000 millones de lempiras.

 

Rasel Tomé
Rasel Tomé

No obstante, Rasél Tomé, diputado del Partido Libertad y Refundación, expuso que la emisión de los bonos es un paquetazo más para los hondureños. “Nos dicen que estamos endeudados en 13,000 millones de lempiras y que ese dinero lo ocuparán para el pago de esa deuda. Nosotros no apoyamos eso porque es otro paquetazo”.

 

Agregó que una de las medidas que pueden volver positivas las finanzas de la estatal eléctrica es el cambio de matriz energética.

 

Ángel Hernández, miembro del Sindicato de Trabajadores de la Enee (Stenee), mencionó que la estatal ha tenido ahorros este año, por lo que esperan que la deuda con los generadores no incremente mucho.

 

“Sin embargo, la deuda ha venido estática desde años anteriores y esperamos que para marzo haya una reducción porque a esa fecha vencen otros contratos”, recordó.

 

Esto permitirá que los nuevos convenios sean negociados en mejores condiciones, lo que resultará en reducción de costos. Asimismo, mencionó que el déficit de la estatal ha disminuido en los últimos años por la baja en los precios de los combustibles en el mercado internacional.

 

Además, ha favorecido la reestructuración que ha sufrido la empresa desde el año pasado. Ahora la parte de distribución de la Enee es manejada por Energía Honduras que entre sus responsabilidades tiene la recuperación de pérdidas por hurto de energía que son de L5,000 millones.

 

Lea más: