En el gobierno de Mel Zelaya la mitad de fondos de ERP no llegaron a los pobres

La comunidad cooperante se mostró preocupada por durante el gobierno del Poder Ciudadano de Manuel Zelaya Rosales, la mitad de los fondos de la Estrategia de la Reducción de la Pobreza, ERP, en Honduras, no llegaron a los pobres.

 

 

La Agencia Sueca de Cooperación Internacional, en el informe “Evaluación de las estrategias de reducción de la pobreza en América Latina, Honduras: ¿qué pasó con la ERP?”, elaborado por expertos del Instituto de Estudios Sociales, en La Haya, reveló que dos de cada tres lempiras fueron usados para “asuntos relacionados con las promesas de campaña del expresidente Manuel Zelaya”.

 

 

 

Otro problema que se presentó en el proceso de ejecución de la ERP son los casos de corrupción. En algunos municipios, los fondos han sido desviados para satisfacer los intereses personales de las autoridades municipales como fue en el caso de Alubarén, cercano a la capital, Ahuás en Gracias a Dios y todavía están en proceso de investigación dos casos más en Francisco Morazán y en el occidente del país.

 

 

 

“Sí existe cierta preocupación sobre la forma cómo se están manejando los fondos de la ERP, consideramos que al menos la mitad de estos recursos van a beneficiar a gente que no es pobre”, aseguró en su momento el representante del Banco Mundial en Honduras  Daniel Fozzard.

 

 

 

Fracasado intento de reducción de la pobreza

 

 

 

Para el Foro Social de la Deuda Externa, FOSDEH, la Estratega de Reducción de la Pobreza no tuvo el impacto deseado sobretodo porque el Gobierno del Poder Ciudadano erogo en planificación, estudios, análisis y consultorías, más de 124 millones de lempiras.

 

 

 

Según el FOSDEH, Manuel Zelaya convirtió la ERP en un instrumento muy asistencialista que otorgaba subsidios sin atender las condiciones reales de la pobreza en Honduras.