En 2019 Honduras apunta a menos de 35 muertes por cada 100.000 habitantes

Luego de llegar a contabilizar hasta 90 muertes por cada 100.000 habitantes, Honduras cerrará en 2018 con menos de 40 muertes y en 2019 quiere llegar a menos de 35, en un esfuerzo que busca recuperar la paz y la tranquilidad del pueblo hondureño, dijo hoy el ministro de Seguridad, Julián Pacheco.

 

 

Afirmó que “Honduras no puede olvidar que casi se llegó a 90 muertes por cada 100.000 habitantes” y señaló que “lo importantes es que cada año hemos bajado los índices y en este año lo hicimos en casi siete puntos”.

 

 

 

El funcionario remarcó que un trabajo importante como éste requiere la participación de otras instituciones, y “mientras sigamos disminuyendo por lo menos una décima de punto, ese es un avance que se debe sostener para evitar volver a los problemas de antes”.

 

 

 

Refirió que “se mantiene la tendencia a la reducción, y aunque se cierre en 40 o menos de 40, aún es mucho; sin embargo, se debe recordar que venimos de casi 90 muertes, una cifra que nos puso como el país con las ciudades más violentas del planeta”.

 

 

 

Tendencia a la reducción

 

Pacheco comparó que “a Colombia, por ejemplo, le tomó 10 años bajar sus índices en 12 puntos, y nosotros hicimos 50 puntos en casi cinco años”.

 

 

 

Refirió que con las nuevas capacidades adquiridas se ha incidido mucho en la baja de homicidios, pero se debe tener en cuenta que los índices también tienen que ver con otro tipo de hechos.

 

 

 

Citó como ejemplo la violencia doméstica y el robo a viviendas, a personas y de vehículos, “y allí se ha hecho un gran trabajo para reducir ese tipo de delitos y darle tranquilidad a la población”.

 

 

 

Pacheco afirmó que las especialidades adquiridas por la Policía han permitido resolver determinados casos en menor tiempo, porque ahora se cuenta con laboratorio, cuerpos especializados y con el despliegue a nivel nacional que tiene la entidad.

 

 

 

No hay otro caso en el mundo

 

El titular de Seguridad aseguró que no hay otro caso en el mundo que “exponga que se han reducido los índices de violencia como se ha hecho en Honduras; aquí se han creado instituciones y la Tasa de Seguridad ha sido fundamental para obtener importantes logros”.

 

 

 

“Se han creado fuerzas, se ha mejorado la seguridad en los centros penales, ahora hay registros y se ha hecho un abanico de cosas que permite ver que la crisis pasó; hoy hay incidencia menor y es normal, pero no debemos olvidar de dónde venimos”, insistió.

 

 

 

Expuso que el traslado de reos a cárceles de máxima seguridad “ayudó mucho a bajar los índices de violencia, pero igual el combate al crimen organizado, los desbaratamientos de estructuras y las extradiciones con muchos casos que han sido enjuiciados y ya están pagando sus condenas”.

 

 

 

Explicó el funcionario que “ahora quieren volver a reactivar el trasiego de drogas, y como hay más control, entonces ya no pasa en las cantidades como sucedía hace cinco o seis años”.

 

 

 

Combate al cultivo de marihuana

 

Pacheco refirió que al haber mayor control sobre el tráfico de cocaína, el crimen se ha volcado a buscar la masiva producción de marihuana en diversas zonas del país.

 

 

 

“Hay zonas como Olancho, Colón y occidente que se ha reactivado el cultivo de marihuana, debido a que hay escasez de cocaína, elevando el consumo de marihuana y obligando a crear unidades para el combate de ese delito”, dijo.

 

 

 

Refirió que “la Policía lleva ya incautadas 60 hectáreas productoras de marihuana; se continúa con el decomiso de cocaína y además se ha capturado a miembros de estructuras, a los que antes no se les tocaba”.