EEH acepta eliminar cobros retroactivos, doble facturación y promedios

Cinco medidas, entre ellas eliminar los cobros retroactivos, la doble facturación y el promedio, entregó hoy la Empresa Energía Honduras (EEH) al presidente Juan Orlando Hernández a efecto de eliminar las irregularidades denunciadas por la ciudadanía en los últimos días, en torno a abusos en los cobros del servicio de energía eléctrica.

 

El propio mandatario explicó hoy en una comparecencia de prensa en Casa Presidencial en qué consisten estas medidas, al expirar este miércoles el plazo de 24 horas que le dio ayer al consorcio EEH para que ofreciera un pliego de soluciones.

 

 

“Se elimina el cobro retroactivo, salvo a los usuarios que estén haciendo fraude”, mencionó el gobernante como primer medida ofrecida por la empresa, al tiempo que detalló que el fraude se ha detectado principalmente en usuarios de cantidades importantes de energía.

 

 

Como punto dos, informó que “a partir de hoy se elimina la doble facturación. Sólo va a existir un solo recibo, el cual la gente de Energía Honduras y el Gobierno explicará después cuál es”.

 

Añadió -como tercera medida- que “para todas aquellos usuarios que tengan contador se elimina la facturación que se basa en los promedios. O sea que se elimina el cálculo promedio a quienes tengan contador, porque si alguien tiene contador, no tiene por qué estar pagando lo que no es justo”, razonó.

 

 

Asimismo, como medida número cuatro, indicó que “solamente se instalarán contadores que estén certificados; para eso ya se están haciendo contactos desde ayer y esta mañana con firmas extranjeras especializadas en ello, para garantizarle al usuario que el contador que se instale es porque está certificado, en el sentido de medir justamente y evitar excesos o anomalías”.

 

 

Y como último punto, Hernández señaló que “los contadores son gratuitos; nadie tiene por qué pagar, y la idea detrás de un contador siempre será que se eviten los promedios y, obviamente, las fallas en la medición. Al final se trata de que quien lo vaya a usar tenga un mecanismo justo de medición”.

 

 

“Nos mantendremos vigilantes”

 

“Nosotros nos mantendremos vigilantes de que se cumplan estos compromisos al pie de la letra; de no cumplirse, seguiremos por la ruta que ya teníamos trazada el día de ayer”, advirtió el gobernante hondureño.

 

 

“En ese sentido yo esperaría que, así como estamos recibiendo esta información de buena fe, también de buena fe hayan actuado los socios y ejecutivos de este consorcio, porque aquí no puede haber abuso; aquí lo que tiene que existir es un trato justo, correcto y decente”, reiteró.

 

 

Añadió que, a quienes les corresponde la relación, por ser reguladores como la Superintendencia de Concesiones, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) y el Ministerio de Energía, deben permanecer vigilantes del cumplimiento de estas medidas.

 

 

“Todos estos funcionarios deben de actuar con el más alto nivel de patriotismo, transparencia, decencia y compromiso con el pueblo hondureño”, sugirió.

 

De igual manera, Hernández solicitó a la ciudadanía que se mantenga vigilante “y nosotros debemos ser receptores  de cualquier denuncia o cualquier idea que pueda ayudar a mejorar esta situación”.

 

 

“En términos generales -prosiguió- este sólo es un componente del nuevo sistema eléctrico que requiere el país. Falta mucho por recorrer; tenemos que revisar el tema de la generación de energía, revisar inclusive contratos de energía que son excesivos”.

 

 

“Asimismo, tenemos que revisar la parte de la transmisión, ya que por aquí tenemos una gran cantidad de pérdidas y todo porque no se planificó a su tiempo. Estas cosas se planifican con 10 o 15 años de anticipación, pero estoy seguro de que vamos a llegar a la meta de tener un sistema eléctrico competitivo, justo y transparente”, presagió el mandatario.

 

 

Hernández dejó claro que Honduras es un país promotor de inversiones, “pero las inversiones tienen que ser justas y transparentes; no podemos permitir inversiones abusivas porque eso va en detrimento del pueblo hondureño”.

 

 

“Hemos recibido esto con la mejor buena fe, pero también nos vamos a mantener vigilantes”, concluyó el presidente Hernández.