Dos alianzas políticas

En este y otros espacios de difusión he venido planteando que las elecciones presidenciales de 2017 serán totalmente atípicas. Por la candidatura a la reelección del presidente Juan Orlando Hernández, por la alianza opositora que por primera vez plantea en nuestro país y a eso hay que agregarle que ya se ha anunciado la otra alianza, la oficialista.

 

La alianza opositora empezó levantando altas expectativas en un sector político, sin embargo, con el paso de los meses en lugar de fortalecerse se ha complicado, especialmente a falta de alguien que la lidere y por los problemas que Salvador Nasralla –nadie más- ha generado al interior del PAC, al grado que un sector importante del Partido Libre está pidiendo a “Mel” Zelaya que escoja a otra figura para que encabece el proyecto.

 

La actitud confrontativa y el carácter inestable de Nasralla lo puede llevar a sufrir la mayor sorpresa de su vida; quedar fuera del PAC y fuera de encabezar la alianza.

 

 

En meses pasados advertimos que el presidente Hernández, con la astucia que lo caracteriza, sabría enfrentar la alianza opositora con otra igual o más fuerte. Esta semana se confirmó que partidos minoritarios como UD, DC, Frente Amplio y probablemente Vamos integraran una alianza oficialista encabezada por el líder azul. Pero además, a esta otra alianza se sumarán importantes sectores sociales organizados del país, que le darán un contenido más amplio.

 

Partido Liberal, que necesita con premura restablecer sus viejos brillos, su militancia y sus posibilidades de retorno al poder. Al liberalismo solo le sirve la alianza opositora si ellos la encabezan y eso se vislumbra muy difícil. No obstante, Luis Zelaya podría capitalizar una parte importante de los ciudadanos descontentos de Pac y Libre, ello dependerá del tipo de campaña que realice.

 

Hasta el momento el candidato “opus dei” no da muestras de audacia, innovación en su discurso y capacidad de integrar a las distintas corrientes de su partido. La arrogancia y la soberbia son malos consejeros en política.

Leave a Reply