Censo del que habla la Alianza es hecho por ellos mismos

La Alianza de Oposición está desesperada por su evidente derrota y para hacerse los mártires han sacado, la supuesta teoría de que tienen datos de personas muertas que aparecen en el censo electoral, listos para votar en noviembre próximo, y por esta razón dicen que denunciarían el hecho ante los organismos internacionales para exigir una depuración del censo nacional electoral.

 

Ahora Salvador Nasralla, en representación de la Alianza anda como loro repitiendo lo de los muertos a todos los lados que va; pero ni siquiera se ha puesto a investigar quien fue el director del Registro Nacional de las Personas (RNP), encargado de la creación, divulgación y actualización de datos de dicho censo.

 

Líder de la Alianza no envió el censo al TSE

 

Debemos recordarle a Nasralla, que durante la administración de Manuel Zelaya, el director del RNP era Jorge Arturo Reina, quien es un activo militante y líder del Partido Libertad y Refundación (Libre), ahora denominados Alianza de Oposición y tenía la responsabilidad de enviar el censo electoral hacia el Tribunal Supremo Electoral (TSE), para su depuración y no lo hizo.

 

Datos de personas habilitadas o no para ejercer el sufragio que tanto critica Nasralla, era trabajo de uno de sus nuevos aliados. Así que no sería nada raro que dentro de unos días inicie un nuevo conflicto en la Alianza porque Nasralla en su afán de culpar y criticar al Partido Nacional (PN), ha destapado una olla de podredumbre que tenía bien escondidita Libre.

 

Entonces ¿Quién tiene la culpa de un censo electoral que no esté depurado? El culpable es la Alianza, porque en el pasado ellos fueron los favorecidos con un censo fraudulento para conseguir más votos  que los convirtieran en ganadores y ahora como Nasralla, se dispara sin antes esperar las órdenes de “Mel”, saco a relucir este acto fraudulento.

 

Lea más: