Artículo 335 Reforma al Código Penal

A inicios de 2017, el Congreso Nacional de Honduras (CN) sin la presencia del Partido Liberal por ausencia calculada, se realizaron las reformas al artículo 335 del Código Penal, concerniente al delito de terrorismo, artículo que sufrió cambios como parte de una propuesta de redacción leída por el titular de la comisión de dictamen, Tomás Zambrano.

 

En la modificación se le agregó como causas de terrorismo los incendios u otros estragos contra un ciudadano civil o su propiedad que provoquen terror en la población.

 

 

También se suprimió del artículo la palabra “sistemática”, es decir que para calificar como terrorismo el incendio de un bien el hecho no tendrá que ser reiterativo.

 

Cómo era de esperarse en medio de sonidos de silbatos, gritos y golpes a los curules transcurrió la sesión en un ambiente de tensión, donde las bancadas de los partidos Libertad y Refundación (Libre) y Anticorrupción (Pac) votaron en contra, dado que en su agenda política estaba estipulado generar caos, violencia,  daños a la propiedad privada y por supuesto sembrar el terror y la zozobra en el pueblo hondureño para las elecciones generales.

 

El coordinador general de la Alianza de oposición y expresidente derrocado, Manuel Zelaya Rosales con el auspicio del foro de sao paulo, la inversión directa del gobierno presidido por Nicolás Maduro y la prensa de izquierda internacional, ya tenías fraguado este plan desde el momento exacto que el líder del partido Libertad y Refundación (Libre) empezó con sus asambleas a nivel nacional denominado “Operativo Antifraude”, en dónde se iban a construir comandos especiales en cada zona del país para desacreditar las elecciones generales y nuevamente retornar el caos que este mismo líder generó en el 2009.

 

Con el mayor cinismo Manuel Zelaya Rosales ha enfilado los actos temerarios de grupos de choque, a tal extremo que en video se ve cuando quisieron derribar los portones de el Instituto Nacional de Formación  Profesional (INFOP), mismo manual usado en el 2009 cuando ingresaron a la Fuerza Aérea a secuestrar las urnas de la denominada cuarta urna.

 

Se espera que a los líderes de la Alianza de oposición, paguen por las muertes, quemas y destrucción que ellos han causado al pueblo hondureño y que el peso del artículo 335 caiga sobre ellos.