Alianza empaña celebración del 196 aniversario de independencia

Tremendo fervor patrio el que los hondureños vivieron desde tempranas horas de la mañana en diferentes partes del país, en especial en la ciudad  capital hondureña, donde miles de personas se congregaron en el Estadio Nacional Tiburcio Carías Andino y fueron fieles espectadores de las marchas de los jóvenes estudiantes como del histórico lanzamiento en paracaídas de una mujer y 24 personas más.

 

Pero siempre hay un pelo en la sopa y este fue el zafarrancho que ocasionaron miembros del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), simpatizantes del Frente Amplio de Resistencia Popular (FNRP) o lo que es lo mismo Alianza de Oposición, quienes en la marcha paralela al 15 de septiembre se dedicaron a ocasionar actos de vandalismo y violencia, empañando la celebración de los 196 años de independencia de Honduras.

 

Zafarrancho en marcha de la Alianza
Zafarrancho en marcha de la Alianza

 

Los manifestantes destruyeron toda la propaganda política principalmente de los partidos Nacional y Liberal que se encontraba colocada a los largo del bulevar Morazán, mientras otros  grupos se dedicaban a pintar consignas en los edificios y viviendas y colocaron piedras en la vía, para obstaculizar el paso de vehículos.

 

Debido a actos de vandalismo la Policía Nacional (PN) tuvo que intervenir para tratar de calmar la situación y fueron atacados a pedradas por los simpatizantes de la Alianza de Oposición, quienes a su paso iban como de costumbres destruyendo y rayando la propiedad ajena, según ellos para protestar.

 

Alianza de anti-patriotas

 

La Alianza de Oposición comenzó como cada 15 de septiembre su acostumbrado recorrido para conmemorar lo que ellos preguntan o llaman ¿Cuál independencia?; pero la verdad es la marcha se ha vuelto política con mensajes y pancartas cuestionando el supuesto fraude que, según la oposición, tiene instalado el partido de gobierno.

 

Por lo tanto es mentira que buscan una verdadera independencia, la oposición solo busca alcanzar sus intereses y hacerse las víctimas; cuando en realidad son unos de los peores canceres que dañan a Honduras y que no le permiten liberarse de las cadenas del paso y pretende mantener al país siempre sometidos. Son una Alianza pero de anti-patriotas.