Acuerdo de Cartagena nunca cubrió delitos por corrupción

 

Daisy Anchecta insiste en que se elimine el pacto para que el Ministerio Público proceda a investigar al expresidente Zelaya Rosales

 

El Acuerdo de Cartagena no se concibió como un instrumento para que actos de corrupción quedaran en la impunidad.

 

 

 

Sin embargo, a casi 10 años de su suscripción, los involucrados en la crisis política toman partes del mismo a conveniencia.

 

 

 

En definitiva, este acuerdo permitió el retorno al país del expresidente Manuel Zelaya, quien había sido derrocado meses antes por pretender impulsar una consulta declarada ilegal, con el fin de cambiar la forma de gobierno.

 

 

 

 

de que la exmagistrada del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), Daisy Anchecta, aconsejara que se elimine el Acuerdo de Cartagena para que se investigue al expresidente Manuel Zelaya Rosales, el tema ha vuelto a la palestra pública.

 

 

 

“Con Cartagena regresó Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA), expulsada por golpe de Estado”, señaló Zelaya en su cuenta de Twitter, @ManuelZR.

 

 

 

“El cínico y corrupto aparato de justicia bipartidista, Corte y Fiscalía, todavía no reconoce ni el golpe ni Acuerdo de Cartagena”, agregó Zelaya. 

 

 

 

 

Investigación

 

 

Según Daysi de Anchecta, expresidenta del Tribunal Superior de Cuentas, del gabinete de Manuel Zelaya solo un funcionario no tenía pliegos de responsabilidad y hay varios casos en la Fiscalía relacionados con esta administración de 2006 a 2009.

 

 

 

“Esperaría que el Acuerdo de Cartagena no se aplique para invalidar un acto de corrupción, pues ese convenio no protegía esos actos”, mencionó la exmagistrada.

 

 

 

“El acuerdo de Cartagena lo único que protegía eran situaciones políticas, no de ladronismo y robo al Estado de Honduras”, agregó. 

 

“La administración de Zelaya fue una de las más cuestionadas por el Tribunal, porque no tenía ni seis meses de gobierno cuando ya se estaban abriendo pliegos de responsabilidad en contra de muchos funcionarios”, puntualizó. 

 

 

 

 

El Acuerdo de Cartagena

 

 

Este pacto se firmó en mayo de 2011 en la ciudad de Cartagena en Colombia por el expresidente Porfirio Lobo, Manuel Zelaya, el actual mandatario de Colombia Juan Manuel Santos y el ya fallecido Hugo Chávez.

 

 

 

De nueve puntos específicos en el Acuerdo, casi siete se han cumplido aunque Zelaya demande más atención que para muchos analistas, es un pacto de amnistía.

 

 

 

El primer punto señala el cumplimiento irrestricto de la Constitución de la República.

 

 

 

El segundo habla del respeto a los derechos, seguridad, libertad y participación política de Manuel Zelaya.

 

 

 

Este acuerdo permitió la creación del Partido Libertad y Refundación (Libre), en el cual milita con absoluta libertad el expresidente y la mayoría de sus principales allegados.

 

 

 

Delitos

 

 

Manuel Zelaya fue acusado por la Fiscalía de traición a la patria y otros delitos políticos como el atentar contra la forma de Gobierno, ya que con la puesta en marcha de una consulta, pretendía disolver los poderes del Estado, según lo denunciado en esa época.

 

 

 

 

Estos delitos políticos le fueron olvidados a él y sus funcionarios gracias al Acuerdo de Cartagena.

 

 

 

También gozaron de la amnistía los funcionarios y militares de ese entonces que tuvieron que ver con la expulsión de Zelaya del país.

 

 

 

“Renuncia de la Fiscalía y de la Procuraduría General de la República (PGR) a presentar recurso de amparo sobre procesos judiciales de Zelaya”, indica el numeral cuatro del Acuerdo de Cartagena.

 

 

 

Tal y como señaló Daysi Anchecta, las acusaciones con respondabilidad penal como actos de corrupción, entre otros, no fueron parte del Acuerdo por lo que la Fiscalía y la PGR solo obviaron los delitos políticos.

 

 

 

 

Los demás siguen activos pero las autoridades no le han dado seguimiento.

 

 

 

 

Dato

 

 

Otros puntos del Acuerdo de Cartagena:

 

  • Respeto y protección de los derechos humanos.

 

  • Garantías para que la Resistencia solicite inscripción en Tribunal Supremo Electoral en ambiente de cooperación.

 

  • Consulta sobre Constituyente o cualquier otra tema debe ser a través de Plebiscíto regulado en el artículo 5 constitucional.

 

  • Garantizar la plena vigencia de los derechos humanos en Honduras.

 

  • Constituir la Comisión de Seguimiento al Acuerdo integrada por Colombia y Venezuela.